Páginas vistas en total

viernes, 18 de noviembre de 2011

DE LOS PUBIS ANGÉLICOS


Divagar
por la doble avenida de tus piernas,
recorrer la ardiente miel pulida,
demorarme, en el promiscuo borde,
donde el enigma embosca su portento,
contenerme.
El dedo titubea, no se atreve,
-adherido triángulo que el elástico alisa-
A saber qué le aguarda.
A comprobar, por fin, el sexo de los ángeles.


Ana Rossetti.

No hay comentarios: